El Blog

•10 marzo, 2010 • Dejar un comentario

Este Blog ha sido elaborado con diversas finalidades, una de ellas refiere a la necesidad de sistematización y visualización de los hallazgos principales de la investigación que realizamos desde la Cooperativa Sulá Batsú. La idea primordial es la de compartir la información recopilada a través de los diversos instrumentos utilizados, y a su vez que este se convierta en un espacio, donde se encuentre información actual sobre la situación de los diferentes Modelos de Bibliotecas en la región y por consiguiente como un espacio para compartir las experiencias y comentarios de las y los interesados en la temática. Y está abierto a toda la población, no solamente para quienes participaron de este proceso.

Es por lo anterior que también compartimos nuestros datos:

Kemly Camacho: kemly@sulabatsu.com

Melissa Arias: melissa@sulabatsu.com

Sitio Web: www.sulabatsu.com

Posibles Iniciativas para el Mejoramiento de las Condiciones de las Bibliotecas en Centroamérica

•9 marzo, 2010 • 1 Comentario

Con base en la información expuesta anteriormente, se elaboraron un conjunto de  escenarios que consideran las necesidades, retos y limitaciones que enfrentan las bibliotecas públicas, se retomaron las buenas prácticas y lecciones aprendidas de aquellas redes que han tenido logros significativos en áreas concretas o en proyectos específicos.

Además, se profundizó en el análisis del funcionamiento de las bibliotecas, sus antecedentes y sus contextos particulares y el de los países en los que se encuentran ubicadas.

Se desprende una serie de ideas de apoyos requeridos por los modelos de bibliotecas, se identificaron necesidades comunes a todas las redes de bibliotecas en la región.  Reúne características y las limitaciones expresadas por todas las redes de bibliotecas nacionales y potencian un trabajo regional que beneficia la creación de alianzas entre redes y organizaciones de diferentes países.

1) Se requiere apoyo al desarrollo de infraestructura, equipo tecnológico y capacidades instaladas

Todos los modelos investigados en la región centroamericana expresaron una fuerte necesidad, que las bibliotecas sean suplidas de nuevas colecciones, especialmente de libros de referencia. Se necesita más mobiliario para albergar libros, mesas y sillas para las y los usuarios y el mejoramiento de la infraestructura física que alberga a las bibliotecas. Muchas de las bibliotecas existentes en la región poseen malas condiciones, tanto por tener muy poco espacio como por encontrarse en malas condiciones el espacio existente.

Se requiere de dotaciones de nuevas colecciones de libros apropiados para la población centroamericana, mobiliario y apoyo económico en el mejoramiento de los locales físicos de las bibliotecas que tienen más necesidad en cada país. Se identificó que para estos problemas comunes las soluciones son de rápido impacto y que sin duda mejorarían la calidad de las bibliotecas en toda la región.

Hay que considerar que la Red Centroamericana de Bibliotecas (REDCABI), conformada por los representantes de las bibliotecas nacionales de la región, creada a partir del proyecto de Cooperación Sueca (ASDI), priorizó infraestructura, equipamiento y desarrollo de capacidades como las necesidades principales, por consiguiente REDCABI formuló un proyecto tomando en cuenta estos factores, pero con la ausencia de recursos económicos para su ejecución.

2) Se Requiere Apoyo al Modelo de Bibliotecas Municipales

Costa Rica, Panamá y Nicaragua poseen redes de bibliotecas administradas por las municipalidades de las capitales. Estos modelos de Bibliotecas requieren fortalecimiento en diferentes aspectos como nuevas colecciones, mobiliario, juegos para los rincones infantiles, materiales para las actividades de proyección social, capacitación y equipos tecnológicos.

En el resto de países de la región se identifican modelos de bibliotecas municipales-nacionales (administración compartida municipio – Estado) que funcionan como municipales (aunque la administración sea compartida con los Ministerios), este es el caso de las bibliotecas que se encuentran en las ciudades capitales de El Salvador y Honduras.

En este sentido, es fundamental el acercamiento a las experiencias de Colombia y Chile con la finalidad de tener un mayor conocimiento de experiencias exitosas, lecciones aprendidas y pasos a seguir para generar una inclusión participativa por parte de las y los miembros de las comunidades donde las bibliotecas se encuentran insertas.

Uno de los principales beneficios es que se contaría con redes de bibliotecas municipales fortalecidas al menos en las ciudades capitales, esto favorecería el acceso a la información por parte de las poblaciones más urbanas de cada país, es decir, se cubriría un alto porcentaje de la  población. Además potenciando estas bibliotecas municipales se abre camino a una revalorización de la importancia del papel de estos centros públicos de conocimiento, algo de lo que la zona carece. Por lo que es fundamental que este escenario refleje una propuesta de carácter integral fortaleciendo las bibliotecas como sistemas de información por y para las comunidades.

3) Se Requiere el Apoyo a Bibliotecas y Bibliobuses Multiculturales para las Poblaciones Rurales

Esta idea podría mejorar uno de los principales problemas encontrados en todos los países de la región, la carencia de bibliotecas en las zonas rurales. Las bibliotecas públicas en Centroamérica se encuentran ubicadas principalmente en zonas urbanas o en las grandes ciudades, esto deja a gran parte de la población sin la posibilidad de tener acceso a los servicios de las bibliotecas. Dentro de los resultados de esta investigación, se tiene que la experiencia de tener bibliotecas móviles o bibliobuses, como en el caso de Guatemala, ayuda  mucho a solventar esta carencia, cuando menos en algunas zonas. Por lo que se considera fundamental  activar, reproducir y fortalecer la experiencia de “bibliotecas ambulantes” en buses, tomando en cuenta el éxito de los bibliobuses del Proyecto de Bibliotecas de Guatemala o Probigua y el ejemplo de los bibliotecas ambulantes de República Dominicana.

Se requiere la dotación de materiales a los bibliobuses  y todos los recursos de información que se requieran para convertirlos en verdaderas bibliotecas. Consideramos que es necesario la elaboración de un plan de visitas anual por regiones y la coordinación de las visitas con grupos de apoyo en las comunidades, como comités de apoyo o las mismas municipalidades de cada zona.

Es importante un apoyo económico inicial a las bibliotecas rurales que ya existen, para que incorporen recursos multiculturales. Por otra parte, es necesaria  la creación de más bibliotecas multiculturales, especialmente en zonas rurales o en poblaciones indígenas.

Las bibliotecas multiculturales podrían ser nuevos centros de información que se creen como parte de las redes de bibliotecas públicas existentes, sobre todo en aquellas que tienen mayor capacidad de coordinación en red.
Este planteamiento viene a solventar la carencia de bibliotecas para las comunidades más rurales de la región, esto brinda la posibilidad de acceso a recursos bibliográficos y audiovisuales a las comunidades más aisladas y con menos posibilidades de acceder a dichos recursos, contando con recursos multiculturales de las poblaciones insertas en las comunidades y representativas del país.

4) Se Requiere Potenciar el Desarrollo de Capacidades

Se requiere un programa de desarrollo de capacidades, que ayude a solventar las necesidades de capacitación y actualización sobre bibliotecología y nuevas tecnologías que tienen las personas encargadas de las bibliotecas en toda la región. Como se pudo comprobar en la investigación, muchas de las redes enfrentan el problema de que la mayoría del personal que atiende las bibliotecas no es profesional en bibliotecología y la mayoría de ellos/as no ha tenido en algunos casos capacitación para realizar su trabajo. Otra gran deficiencia encontrada en las redes de bibliotecas es la poca capacidad de gestión de recursos, por lo que una alternativa es que el mismo proceso de desarrollo de capacidades incluya un módulo de gestión y sostenibilidad.

Por lo tanto se considera fundamental:

a)    Desarrollo de capacidades en temas de bibliotecología,
b)    Desarrollo de capacidades en el uso de tecnologías y
c)    Desarrollo de capacidades en la gestión y sostenibilidad de las bibliotecas.

Una propuesta de capacitación tendría que considerar las necesidades específicas que expresen las mismas personas encargadas de las bibliotecas, por lo tanto para la elaboración de los contenidos sería necesario un proceso de diagnóstico en el que participen varios actores clave en la región, como lo son las mismas redes de bibliotecas públicas y sus encargados/as, las asociaciones de bibliotecología, las universidades que ofrecen la carrera de bibliotecología y otras personas o instituciones cercanas a las bibliotecas y/o que tengan experiencia en el tema de capacitación.

Un primer acercamiento temático sugerido por las personas participantes en esta investigación para el módulo de capacitación en bibliotecología debería incluir: uso de software para bibliotecas, recursos electrónicos, uso y búsqueda de bases de datos, servicio de correo electrónico, acceso a bases de datos en línea y CD, uso de office, evaluación y clasificación de colecciones, liderazgo, planeación estratégica, alfabetización informacional, formación de usuarios, manejo adecuado del servicio de referencia, herramientas de catalogación e indización, campañas de promoción de la biblioteca, de promoción a la lectura y sostenibilidad y gestión de recursos para las bibliotecas.

La capacitación en el uso estratégico de tecnologías de la información y la comunicación, se identificó como uno de los cuatro aspectos fundamentales sobre los cuales los diferentes modelos de bibliotecas en la región centroamericana requieren mejoras, apoyo y/o renovación. Se percibe la preocupación por parte de las redes de bibliotecas, de que su personal no se encuentra capacitado para enfrentar los retos que implica el uso de tecnologías, pueda brindar ayuda a las/los usuarios de las bibliotecas.

Es importante señalar que cuando se habla de acceso a tecnologías de información y comunicación se hace referencia a aspectos como: equipamiento, lo que incluye dotación y/o mejora-renovación de equipos, el mantenimiento y el uso estratégico de dichas tecnologías. Es indispensable que el proceso, incluya un acompañamiento en el desarrollo de capacidades para el adecuado uso de las tecnologías de la información y la comunicación.
Con respecto al tercer componente, el de gestión y sostenibilidad, se podría fundamentar en el apoyo de la Fundación Riecken en Guatemala y Honduras se podría apoyar un módulo con base en la experiencia desarrollada en la auto-sostenibilidad de las bibliotecas y en el respaldo comunitario a su gestión.

Un programa de capacitación podría enfocarse en procesos de formación intermedia, no universitaria, dadas las características educativas del personal encargado de bibliotecas públicas en la región y la imposibilidad del personal de las bibliotecas de dejar sus trabajos por periodos de tiempo muy largos. Además hay que considerar que muchas bibliotecas son atendidas por una sola persona lo que supondría cerrar la biblioteca mientras el personal se capacita. Sería entonces una plataforma regional que permita que se compartan las distintas experiencias y lecciones aprendidas, un espacio de intercambio y aprendizaje continuo.

Un programa de capacitación tendría una validez curricular y una flexibilidad que le permita adecuarse a la realidad de cada zona, para ello requeriría:

a. Identificar claramente las necesidades de formación.
b. Creación de un currículum que integre las experiencias, lecciones aprendidas y buenas prácticas de cada uno de los modelos en la región.
c. Capacitación de capacitadores, es decir, que las personas capacitadas sean capaces de replicar la capacitación en sus comunidades.
d. Tomar las experiencias de capacitación anteriores de las escuelas de bibliotecología de la región y de universidades como las de Costa Rica, Universidad Nacional y la experiencia Mortenson de la Universidad de Illinois.
e. Además, se integrarían las experiencias exitosas y visiones de redes como Probigua, Riecken en Guatemala y Honduras, la Municipalidad de San José y el SINABI en Costa Rica.
f. Estas serían capacitaciones cortas modulares para generar espacios flexibles de acuerdo a las necesidades y posibilidades de las personas asistentes. Se puede explorar las posibilidad de replicar estos módulos a través de e-learning para quiénes puedan acceder a Internet como estrategia para reducir la brecha digital en las mismas personas encargadas de bibliotecas y quiénes se van a convertir en sus futuros alumnos/as por medio de la replicación.
g. Se tendría que seleccionar una organización especializada en capacitación en la zona que funcione como coordinador del programa de capacitación.

Con una plataforma de capacitación se produce un impacto directo en la calidad de los servicios que ofrecen las bibliotecas, ya que como se sabe, un personal más y mejor capacitado hace la diferencia en la eficiencia y el mejor funcionamiento de una biblioteca. El éxito de aplicar una plataforma de capacitación es que sus beneficios se perciben directamente en los/as usuarios finales de los servicios de las bibliotecas, que recibirían una mejor asistencia en la búsqueda o acceso a la información  que necesiten. Fomentaría el trabajo regional y el establecimiento de alianzas en la región, recordemos que desde Sulá Batsú consideramos que el desarrollo de capacidades en general así como las alianzas estratégicas se convierten en herramientas indispensables para garantizar la sostenibilidad de las diferentes iniciativas.

Esta plataforma sería una oportunidad para replicar otras buenas experiencias de capacitación en la zona, que inclusive podrían servir de ejemplo en otras regiones del mundo. Además este escenario implica el fortalecimiento de las asociaciones de bibliotecología de la región y el aprovechamiento de personas clave en el tema de bibliotecología y la capacitación en Centroamérica.
La plataforma de capacitación regional es una excelente oportunidad de trabajo colectivo que sin duda brinda la posibilidad de crear alianzas estratégicas entre distintos entes que trabajan en bibliotecología o entre el personal de las bibliotecas.

Con el desarrollo de capacidades se obtendrían en tres tipos de poblaciones beneficiadas:

-Encargados/as de bibliotecas que actualizarían sus conocimientos o se capacitarían por primera vez en temas de bibliotecología, desarrollarían conocimientos en el uso de las TIC y en gestión y sostenibilidad, aplicables a sus labores cotidianas dentro de las bibliotecas.
-Personal voluntarios, comités o amigos las biblioteca con capacidades desarrolladas, para la incorporación de TIC en las bibliotecas y para la capacitación de usuarios/as de las bibliotecas, con posibilidades de generación de réplicas de capacitación.
-Grupos poblaciones de usuarios/as capacitados en diferentes temáticas relacionadas con uso de TIC de acuerdo a sus necesidades.

Hallazgos Generales

•8 marzo, 2010 • 1 Comentario

Con base en la información recopilada sobre la situación de las redes de bibliotecas públicas en la región centroamericana  se elaboró un resumen con  los principales hallazgos encontrados:

  • Los gobiernos centroamericanos en la mayoría de los casos no han considerado a las redes de bibliotecas públicas como una prioridad, por lo que no se cuentan con presupuestos importantes asignados a dichas redes. En la mayoría de los países no se encuentran planes de trabajo para los próximos años, sin embargo los entes gubernamentales entrevistados reconocen la importancia y la necesidad que la situación de las bibliotecas mejore. La contraparte positiva de este hallazgo es que todos los países poseen una infraestructura estatal que respalda las redes de bibliotecas públicas y las bibliotecas a su vez cuentan con una línea de actividades y las/los bibliotecarios son conscientes de la necesidad de ampliar los servicios a las comunidades y a la población en general, se puede afirmar que existe una apertura hacia el cambio y aunque no se tenga claro todavía  el norte a seguir, ya existe un precedente de organización regional que se constituyó en torno al proyecto de Cooperación Sueca (ASDI).

  • En Centroamérica, los presupuestos para el mantenimiento de las redes de bibliotecas públicas, su funcionamiento y/o renovación son insuficientes, se puede afirmar que en la mayoría de los países solamente se cubre el pago de salarios del personal contratado directamente por los Ministerios encargados de las bibliotecas. Las bibliotecas nacionales tienen grandes carencias de mantenimiento de sus edificios y de renovación de sus colecciones.

  • Centroamérica no tiene una cultura de uso de las bibliotecas, es por eso que la mayoría de la población usuaria de sus servicios es población estudiantil (niños y jóvenes) como se pudo observar en el registro de usuarios de las bibliotecas y de participantes de las actividades de proyección social. Esto guarda una profunda relación con la carencia de bibliotecas escolares que atiendan las necesidades de la población estudiantil, por lo que las bibliotecas públicas en muchos casos han tratado de subsanar esta carencia. Precisamente por esta razón se considera importante que las redes de bibliotecas reciban apoyo, se pudo constatar que las bibliotecas existentes son espacios reconocidos en las comunidades, que podrían lograr mayor incidencia si se incrementaran los servicios que brindan, si se mejorara la infraestructura y se fortalecieran las capacidades de las y los encargados de las unidades de información.  Apoyar a las bibliotecas públicas en la región centroamericana es esencial porque contribuye a mantener a las comunidades y a las y los ciudadanos informados, porque las bibliotecas deben ser espacios alternativos para reflexionar, para crear conciencia, enfocados en contribuir al desarrollo de las y los usuarios y por consiguiente de las comunidades. En este sentido las bibliotecas públicas desarrollan actividades primordialmente educativas, pero se tiene clara la necesidad de un enfoque orientando hacia lo cultural, que  las haga  atractivas y funcionales para otras poblaciones, aunque es evidente que falta mucho camino por recorrer en este sentido, un posible apoyo a la región mejoraría las condiciones de las bibliotecas y por ende de las comunidades donde están insertas.

  • Se puede afirmar que en ningún país de Centroamérica hay una legislación o acciones políticas recientes en relación al desarrollo de las bibliotecas públicas. Existen leyes sobre temas relacionados como derechos de autor, consejos del libro y legislación general sobre bibliotecas, pero no hay políticas actualizadas de fomento de las bibliotecas que sean vinculantes para los gobiernos. Sin embargo, se encontraron en la región redes y organizaciones muy interesadas en la temática de las bibliotecas y con capacidad e interés de trabajo conjunto con otros actores regionales o locales.

  • Según la distribución geográfica poblacional existen muy pocas bibliotecas en cada uno de los países, la cantidad de bibliotecas por país está lejos a cubrir a toda la población que lo habita.  Además, las bibliotecas se encuentran ubicadas mayoritariamente en zonas urbanas o cabeceras departamentales, lo que implica una gran limitación de acceso a la información por parte de la población de las zonas más rurales. Esta es una realidad que se comprobó en todos los países de la región. Se comprobó que una iniciativa efectiva que se ha venido implementando es el uso de bibliotecas móviles o bibliobuses, que visitan comunidades rurales y colaboran en el acercamiento a las poblaciones más aisladas. Sin duda la región presenta una gran necesidad de crear más bibliotecas y de que dichos centros de información sean accesibles a poblaciones marginadas o discriminadas históricamente, el mejor ejemplo de lo anterior es Guatemala, donde los idiomas autóctonos de la población indígena (la más grande del país) no se encuentran presentes en los recursos bibliográficos de las bibliotecas, salvo en contadas excepciones y con pocos materiales disponibles  en lenguas originarias.

  • En muchos de los casos, el personal encargado de las bibliotecas carece o tiene poca formación académica, capacitación y actualización de conocimientos. Existen grandes limitaciones en este tema, ya que en términos generales las redes de bibliotecas han reconocido la necesidad de desarrollar capacidades en el personal, que les ayude a enfrentar los retos de una población que demanda cada vez más acceso a la información y a herramientas tecnológicas. El acceso a la educación universitaria es difícil para el personal de las bibliotecas ,ya que enfrenta limitaciones económicas y de acceso a los centros educativos y por otro lado, no se cuenta en gran cantidad de bibliotecas con personal de apoyo que se haga cargo de mantener funcionando la biblioteca en caso de ausentarse el o la encargada. Existen algunas redes que dan capacitación a su personal, pero no son lo suficientemente frecuentes o no se extienden a personas de otras redes. De las redes investigadas tenemos que la Fundación Riecken Guatemala tiene su propio programa adecuado a las necesidades de su personal, se capacita en la formación de bibliotecarios comunitarios, el Proyecto de Bibliotecas de Guatemala o Probigua realiza 4 capacitaciones anuales para su personal. La Fundación que administra las bibliotecas públicas de Panamá y las bibliotecas de la Municipalidad de San José organizan capacitaciones para su personal con frecuencia.

  • El proyecto regional financiado por la Cooperación Sueca (ASDI) se convirtió en muchos casos en la única vía de financiamiento para las redes de bibliotecas, lo que por un lado benefició a un grupo de bibliotecas por país pero por otro generó dependencia económica. Por ejemplo en el caso de El Salvador, el proyecto de ASDI suplió a las bibliotecas de material bibliográfico durante varios años, algo que el gobierno salvadoreño dejó de hacer desde hace más de diez años. Se debe rescatar que el proyecto de cooperación sueco, promovió el trabajo conjunto a nivel regional, a través de una serie de reuniones o talleres de trabajo, lo que permitió a las y los diferentes actores conocerse y potenciar alianzas. Al terminar el proyecto con la cooperación se creó la Red Centroamericana de Bibliotecas (REDCABI),  cuya principal finalidad fue gestionar recursos para dar continuidad al proceso iniciado.  Se han elaborado borradores de proyectos, sin embargo no se ha logrado la  gestión de recursos como red.

  • Un elemento encontrado en todos los países de la región, en mayor o menor medida, es la gran rotación de personal de las bibliotecas públicas, principalmente el que es contratado por las municipalidades. Hay una influencia política en la elección del personal de las bibliotecas, de tal manera que en muchos casos al cambiar el/la alcalde de turno cambiará el personal de la biblioteca. Este es un fenómeno frecuente que afecta los procesos de capacitación de las/los bibliotecarios ya que el personal que es contratado  generalmente no tiene conocimientos ni experiencia en el campo de la bibliotecología. Es por ello que se hace necesario un proceso de capacitación frecuente en la región, que considere las especificidades de cada país o zona y que además incluya la capacitación de otras personas en la comunidad de tal manera que las capacitaciones posteriores puedan ser asumidas o replicadas por otras personas de la comunidad cercanas a las bibliotecas como personal voluntario, por ejemplo.

A pesar que cada país vive una situación particular que demanda soluciones particulares, se encontraron algunas necesidades similares en las redes de bibliotecas públicas:

  • Capacitación y actualización del conocimiento de las personas encargadas de las bibliotecas, necesidad expresada por casi todas las redes estudiadas.
  • Infraestructura y recursos de información: Es necesario generar procesos de renovación y actualización de las colecciones, mobiliario y el espacio físico que las alberga. La mayoría de las bibliotecas administradas por municipalidades presenta infraestructura no adecuada para albergar bibliotecas. Y ligado a lo anterior, muchas no cuentan con infraestructura para albergar centros de cómputo. Es importante que se han visualizado esfuerzos por mejorar estas condiciones y reorganizar los espacios físicos de las bibliotecas, acondicionados a las necesidades y a las poblaciones usuarias.
  • Equipamiento tecnológico y conectividad: Existen grandes necesidades en ese sentido, las bibliotecas que poseen herramientas o servicios tecnológicos es en muchos casos gracias a las gestiones individuales de las municipalidades, de sus bibliotecarios/as, grupos que trabajan voluntariamente con las bibliotecas y/ o a financiamientos concretos de empresas. En el caso de Costa Rica se puede afirmar que la dotación tecnológica forma parte de los planes y objetivos de trabajo del Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI) y de las bibliotecas de la Municipalidad de San José. Aunque la mayoría de redes de otros países reconocen que es necesario implementar servicios tecnológicos en las bibliotecas, principalmente a través de centros de cómputo con conexión a internet.
  • Falta de comunicación y trabajo en red: en algunas redes de bibliotecas la comunicación es bastante deficiente, considerando que muchas  no tienen siquiera una computadora para uso administrativo y se ubican en zonas aisladas y sin acceso a internet, en el caso de Nicaragua en muchas bibliotecas no se cuenta siquiera con teléfono fijo. El trabajo en red es en muchos casos  imposible ya que no se cuenta con recursos económicos para mantener una interacción entre las bibliotecas. Se detecta entonces una necesidad urgente de mejorar la comunicación entre bibliotecas de las redes y de recursos para organizar jornadas de trabajo en equipo. Las bibliotecas Riecken en Guatemala estuvo desarrollando un fuerte programa de trabajo entre bibliotecas y funcionarios, sin embargo desde el 2008 el programa debió cerrar por la ausencia de recursos financieros.

Finalmente se considera fundamental el apoyo en la región centroamericana, principalmente porque las redes de bibliotecas públicas se enfrentan a grandes dificultades financieras para garantizar una mejora en los servicios que ofrecen o para solventar necesidades de funcionamiento que van desde infraestructura hasta la renovación de material bibliográfico, como se comentó con anterioridad, la región recibió un impulso importante de la cooperación Sueca, sin embargo terminado dicho proyecto no se cuenta con otras alternativas para continuar potenciando el trabajo de las bibliotecas públicas.

Donantes y Cooperantes en la Región

•26 febrero, 2010 • 7 comentarios

Durante las últimas décadas, la región Centroamericana ha enfrentado una serie de retos sociales, económicos y políticos, que van desde la consolidación de la democracia, procesos de paz, erradicación de la pobreza, la mejora en la situación de la mujer en la sociedad, protección del medio ambiente, la mejora en los sistemas de ciencia y tecnología, educación, entre otros aspectos. Son muchas las variables que conforman los retos de los países de la región, por lo que la ayuda internacional se ha convertido en un aliado en procesos  y temas, mediante alianzas de cooperación. Estas relaciones son considerados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como procesos en que dos o más países unen esfuerzos para lograr el desarrollo a través de intercambios de conocimiento, habilidades, recursos y/o tecnologías, actividades surgidas desde los mismos países y reguladas por las instancias gubernamentales, promoviendo a la vez la participación de organizaciones de carácter privado. Para el desarrollo de todos estos componentes, los países requerirán del acceso y del uso de la información, pero haciéndolo de manera integral como región, para no duplicar esfuerzos y recursos.

A continuación se detallan los proyectos encontrados de apoyo para temas relacionados a las bibliotecas en la región centroamericana, así como la entidad (sea organismo, agencia o fundación) donante:

Organismos Multilaterales:

  • Banco Interamericano de Desarrollo (BID):

Financia proyectos de información, dona publicaciones especializadas y equipo a las bibliotecas.

  • Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO):

Financia proyectos de información, provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información y dona publicaciones especializadas a las bibliotecas.

  • Banco Mundial (BM):

Financia proyectos de informacion, provee consultoria o cooperación técnica en ciencias de la información, ydona publicaciones especializadas a las bibliotecas y equipo.

  • Fondo Monetario Internacional (FMI):

Financia proyectos de información.

  • Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO):

Financia proyectos de información, provee consultoria o cooperación técnica en ciencias de la información, dona publicaciones especializadas y  equipo a las bibliotecas, además de lo anterior,  financia parcial o total la participación a eventos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

  • Programa de la Sociedad de la Información para América Latina y el Caribe (INFOLAC):

Provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información.

  • Comisión Económica para América Latina (CEPAL):

Provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información.

  • Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI):

Provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información, dona publicaciones especializadas a las bibliotecas y financia cursos y talleres o eventos de actualización.

  • Organización de los Estados Americanos (OEA):

Realiza donaciones de publicaciones especializadas a las bibliotecas.

  • Foro Iberoamericano de Responsables de Bibliotecas Públicas (FIRNBP):

Financia proyectos de información, provee consultorías o cooperación técnica en ciencias de la información, provee servicios de consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información, financiamiento parcial o total a la participación de eventos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

  • Centro Regional para el F0mento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC):

Financia proyectos de información, provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información y financia cursos, talleres  o eventos de actualización.

  • Convenio Andrés Bello (CAB):

Provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información y dona publicaciones especializadas a las bibliotecas.

Organismos Bilaterales:

  • Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA):

Dona publicaciones especializadas a las bibliotecas.

  • Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo (ASDI):

Provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información, dona publicaciones especializadas y equipo a las bibliotecas y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

Fundaciones:

  • Kellogg Foundation:

Financia proyectos de información.

  • Ford Foundation:

Financia proyectos de información.

  • Bill y Melinda Gates Foundation:

Financia proyectos de información y proyectos parciales y/o totales para la participación de eventos de ciencias de la información.

  • Fundación Interamericana (IAF):

Financia proyectos parciales o totales para la  participación a eventos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

Cooperación Internacional:

  • Cooperación Mexicana:

Financia proyectos de información, provee consultoría o cooperación técnica en ciencias de la información, dona publicaciones especializadas a las bibliotecas y dona equipo a las bibliotecas.

Asociaciones Interamericanas de Bibliotecas:

  • Asociación de Estados Iberoamericanos para el Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica (ABINIA):

Financia parcial/ total la participación a eventos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

  • Centro de Documentación de Canarias y América (CEDOCAM):

Financia parcial/ total la participación a eventos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

  • Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA):

Financia parcial/ total la participación a evenetos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

  • Federación Centroamericana de las Asociaciones y Colegios de Bibliotecarios (FECEAB):

Financia parcial/ total la participación a eventos de ciencias de la información y financia cursos, talleres y eventos de actualización.

Los Modelos de Bibliotecas en Panamá

•12 febrero, 2010 • 2 comentarios

En el caso de Panamá se identificaron dos redes de bibliotecas, de las cuales presentamos sus prinicipales características:

  • Red de Bibliotecas Públicas de Panamá
  • Red de Bibliotecas Públicas de la Alcaldía de Panamá

RED DE BIBLIOTECAS PÚBLICAS DE PANAMÁ

En el año 1996 se creó el convenio que da paso a la formación de la Fundación Pro Biblioteca Nacional, Fundación a la que se le atribuye la administración de las bibliotecas públicas de Panamá. El Presidente de Panamá en ese entonces recibió un fondo dirigido al fortalecimiento de la Biblioteca Nacional, por lo que se hizo un llamado a un grupo de

Bibliobus en Biblioteca Nacional

profesionales para que realizaran un diagnóstico sobre la situación de la Biblioteca e hicieran recomendaciones sobre las áreas en las que era necesario invertir recursos. Una vez que el informe es presentado, se define como una de las recomendaciones que los fondos fuesen entregrados a una instancia independiente del Estado. Por lo que el Presidente de la República invita a este grupo de 15 profesionales a conformar una Fundación para la administración de los fondos.

El convenio entre Fundación Pro Biblioteca Nacional y Ministerio de Educación (MEDUCA), se firmó en 1998 y señala que la Fundación administrará la Biblioteca Nacional durante un periodo de 20 años, del cual lleva ejecutado hasta la fecha (año 2009) 12 años. La Fundación está conformada por una Junta Directiva que asesora el trabajo de la Fundación y cuenta con una Dirección Técnica y una Dirección Administrativa.

Dentro del organigrama del Ministerio de Educación (Meduca) no existe un Departamento correspondiente a Biblioteca Nacional ni a Bibliotecas Públicas, sino que se incluyen en la Dirección Nacional de Currículum y Tecnología Educativa. Se cuenta con una Junta Técnica, que busca la mejora de las bibliotecas, pero está más enfocada en compartir conocimientos y realidades.

Entonces, la Red de bibliotecas públicas está adscrita a la Biblioteca Nacional cuenta con alrededor de 60 bibliotecas, pero a partir de la información recopilada se pudo determinar que solo 48 bibliotecas se encontraban funcionando a la fecha. Estas bibliotecas dirigen su trabajo a la población en general, pero hacen énfasis en la población estudiantil.

  • Capacidades Instaladas

Las bibliotecas  de la Red de Bibliotecas Públicas de Panamá se encuentran ubicadas en zonas urbanas y en zonas rurales.

En lo referente al personal encargado de las bibliotecas, la coordinadora de las bibliotecas públicas identifica las necesidades de las bibliotecas y las debilidades en cuanto a materiales bibliográficos, mobiliario y acceso a tecnología. Con respecto a las personas encargadas de atender las bibliotecas, la mayor parte no cuenta con estudios formales en el área de la bibliotecología, estas personas son asignadas a través de relaciones políticas principalmente, de igual modo como se realiza en el resto de los países centroamericanos en su mayoría.

Respecto a la infraestructura de las bibliotecas, se encuentran en espacios pequeños que no se adecuan a las necesidades de las bibliotecas, además que no se tiene claro a quién pertenecen los espacios físicos. Se han logrado mejoras en infraestructura, mobiliario y equipamiento de algunas bibliotecas a través de la gestión de fondos que se realiza desde la Biblioteca Nacional, en otros casos se realizan gestiones desde las mismas bibliotecas.

  • Proyección a la Comunidad

Dentro de las actividades de proyección a la comunidad se logran identificar:

  • La caja viajera
  • El bibliobús (ubicado en las afueras de la Biblioteca Nacional, alberga una biblioteca infantil)
  • Sistema de información a la comunidad
  • Promoción de lectura para niños, niñas y jóvenes
  • Hora del cuento
  • Círculos de lectura para adultos mayores
  • Caja viajeras
  • Cursos para amas de casa – manualidades-

Cuentan con materiales en lenguas nativas: todo el mes de noviembre la biblioteca modelo de Tolé ubicada en zona rural donde habita un grupo indígena dio cursos sobre lengua gnobe. Hay organizaciones de esta comunidad que están elaborando manuales para la enseñanza y el rescate de la lengua nativa. Actualmente hay un proyecto desde una comunidad para crear la primera biblioteca en una comunidad caracterizada principalmente por población gnobe.

En las bibliotecas trabajan de una a tres personas, dependiendo de la cantidad de usuarios que visitan la biblioteca y del tamaño de la biblioteca.

La biblioteca modelo, es la biblioteca más grande en infraestructura de todas las bibliotecas que conforman la red, se pretende que todas las bibliotecas de la red tomen como base esta y se conviertan en un modelo similar. La biblioteca modelo cuenta con área infantil, un auditorio, sala de internet, sala de lectura, espacio especial para capacitación, alfabetización y cursos para enseñar a leer a adultos mayores.

  • Tecnologías de información y comunicación

Es importante aclarar que los datos que se obtuvieron relacionados con las tecnologías de información y comunicación, son para el total de las bibliotecas (60).  El dato general de las 60 bibliotecas brindado por la Coordinadora de Bibliotecas Públicas, es que de las 60 bibliotecas 28  cuentan con computadores para el acceso  a la población, de estas 28 bibliotecas con acceso a computadores, solamente 16  de las bibliotecas tienen acceso a Internet.


RED DE BIBLIOTECAS PÚBLICAS DE LA ALCALDÍA DE PANAMÁ

Las bibliotecas públicas de la alcaldía son centros de información que facilitan a las y los usuarios toda clase de conocimiento e información, el  objetivo principal es brindar a la comunidad el acceso a la información cultural, educativa, recreativa y social. Enfocan su trabajo especialmente en población estudiantil, pero están a la vez a biertos a la población en general.  Estas bibliotecas se crearon mediante el Acuerdo N° 128 en el año 1956.

Esta Red cuenta con 21 bibliotecas, que se ubican en 21 corregimientos (departamentos) de la capital, 7 de las bibliotecas son escolares y las 14 restantes son bibliotecas públicas que se encuentran dirigidas a la población en general.

  • Capacidades Instaladas

Las bibliotecas de la Alcaldía de Panamá trabajan en un horario de lunes a viernes de 7 a.m. a 6 p.m. y los sábados de 9 a.m. a 1 p.m, se caracterizan por ser centros de servicios de información, cuentan con hemerotecas, no tienen un área infantil, ni infraestructura de biblioteca, es más bien un espacio general que destinaron a la biblioteca. Se encuentran instaladas en entidades que pertenecen al municipio, otras en juntas comunales.

La mayoría de las bibliotecas están ubicadas en zonas urbanas (15) y el resto en zonas rurales del municipio de Panamá. La cantidad de población que atienden va de los 4 mil a los 20 mil usuarios y usuarias mensuales (a nivel general de la Red de las Bibliotecas)  En cada una de las bibliotecas trabajan dos personas, sin embargo de las 21 bibliotecas solamente tres cuentan con bibliotecarios (as).

Selideth de León, Bibliotecas Alcaldía de Panamá

  • Proyección a la Comunidad

Las actividades de proyección social de las Bibliotecas de la Alcaldía son:

  • Promoción de la lectura
  • Hora del cuento
  • Charlas y películas
  • Estudio dirigido
  • Tutorías en matemáticas
  • Club de amigos de las bibliotecas
  • Círculos de lectores
  • Bolsa viajera
  • Programa de verano
  • Biblioteca infantil móvil
  • Capacitación al bibliotecario


  • Tecnologías de información y comunicación

De las bibliotecas de la Alcaldía, ocho de ellas albergan Infoplazas (servicios de acceso a computadores e Internet gratuitos para la comunidad en general). Además de lo anterior, dan servicios de impresión de documentos.

Redes, Escuelas de Bibliotecología, Asociaciones

La única carrera en Panamá de Bibliotecología es brindada por la Universidad de Panamá. Centro de estudios estatal que se fundó en el año de 1941, esta carrera ha sufrido altibajos dado la carencia de materiales.

Una de las características de esta carrera es que presenta matricula baja. Para satisfacer las necesidades de la población estudiantil ha renovado el plan curricular. Actualmente se cuenta con los niveles de Licenciatura y de Maestría. La maestría tiene una duración de dos años y medio. La duración del bachillerato y la licenciatura es de cuatro años.

Los Modelos de Bibliotecas en Costa Rica

•12 febrero, 2010 • 2 comentarios

En Costa Rica se tomaron se identificaron dos modelos de bibliotecas públicas, que se detallan a continuación a partir de las principales caracteristicas identificadas:

  • Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI)
  • Red de Bibliotecas de la Municipalidad de San José.


SISTEMA NACIONAL DE BIBLIOTECAS (SINABI)

La red posee 57 bibliotecas ubicadas en diferentes zonas de todo el país, 33 de ellas son oficiales y 25 son semioficiales y pertenecen a las municipalidades. La mayoría de las bibliotecas están ubicadas en zonas urbanas o cantones de provincias.

En las  bibliotecas oficiales todos los recursos provienen del Ministerio de Cultura y Juventud, tanto para infraestructura, compra de material y equipo, compra de material bibliográfico, mantenimiento de infraestructura, construcción de edificios, pago de la planilla, entre otros. En las bibliotecas oficiales trabajan al menos tres personas: un/a bibliotecólogo, un asistente y una persona encargada de la limpieza.

Las bibliotecas semioficiales se mantienen por convenios entre el Ministerio de Cultura y la Municipalidad o la Asociación de Desarrollo de cada localidad (pequeñas organizaciones locales). El Sistema Nacional de Bibliotecas  (SINABI) aporta el procesamiento técnico de los materiales documentales, asesoría y capacitación, dotación de recursos y equipo y la Municipalidad y/o Asociación de Desarrollo deben brindar espacio físico, pago del personal y destinar recursos para la adquisición de materiales documentales y otras necesidades. Casi todas las bibliotecas semioficiales son atendidas por una sola persona, que no tiene formación en bibliotecología.

La población que más aprovecha los servicios, la colección, la infraestructura, las actividades y la capacidad del personal de las bibliotecas públicas oficiales, es la de estudiantes de nivel académico comprendido entre las edades de 10 a 25 años.

El uso de computadoras y el acceso a internet en las bibliotecas que poseen equipos es gratuito, sin embargo se cobra por servicios como fotocopiados e impresión de documentos.

La mayoría de las bibliotecas oficiales y semioficiales funcionan con horarios de 8 am a 4 pm, y de 10 am a 6 pm, especialmente en zonas más rurales.

  • Capacidades  instaladas

Las bibliotecas semioficiales están ubicadas en instalaciones de las municipalidades y no todas reciben mantenimiento con frecuencia.

El personal de las bibliotecas oficiales es pagado por el Ministerio de Cultura, el personal de bibliotecas semioficiales es pagado por cada municipalidad o por fundaciones u organizaciones de las comunidades.

El Sistema Nacional de Bibliotecas cuenta con un bibliobús, donado por la UNESCO y se mantiene funcionando.

Algunas de las bibliotecas poseen un área de periódicos y de revistas y/o gacetas (hemeroteca), no se tienen datos de cuantas exactamente.

Muchas de las bibliotecas tienen rincones infantiles y áreas de juego. Todos los servicios de las bibliotecas del Sistema Nacional de Bibliotecas ofrecen gratuitamente sus servicios.

  • Proyección a la comunidad

Según los datos ofrecidos por el Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI), se realizan un total de 4950 actividades anuales, sumando todas las bibliotecas oficiales y semioficiales.

El sitio web del SINABI posee información de todas las actividades que se realizarán en las bibliotecas, se incluye el lugar y la hora. Entre las actividades que se realizan en las bibliotecas se encuentran:

  • La hora del cuento
  • Estimulación temprana para niños/as
  • Cursos de computación
  • Exposiciones
  • Conversatorios
  • Cine en la biblioteca
  • Club de lectura
  • Conferencias
  • Talleres de manualidades
  • Cursos de educación para usuarios/as de las bibliotecas


  • Tecnologías de la información y comunicación

El Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI) ha hecho un esfuerzo en los últimos cuatro años por dotar a las bibliotecas de computadoras. Según datos estadísticos del Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI), el sistema posee un total de 743 computadoras en las bibliotecas, de las cuales un 83% son de uso público. 28 bibliotecas tienen más de 10 computadoras para los/as usuarios, 21 bibliotecas tienen instalados Centros Comunitarios de Información (CECIS)/telecentros.

Solamente 8 de las 58 bibliotecas no poseen computadoras para los/as usuarios ni para el personal administrativo, o sea que 50 bibliotecas tienen al menos 1 computadora para uso administrativo, dichas bibliotecas tienen conexión a internet, aunque en algunos casos es una conexión telefónica.

El equipamiento tecnológico no es equitativo mientras que en algunas bibliotecas se ofrecen servicios como salas audiovisuales, proyector y reproductores de DVD, otras bibliotecas no tienen ni una computadora para asuntos administrativos, en muchos casos eso depende de la capacidad de gestión de fondos de las municipalidades y los/as bibliotecarios.

El Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI) tiene firmado un contrato-convenio para dotar de conexión a internet a todas las bibliotecas de la red, a través de Radiográfica Costarricense (RACSA), principal empresa gubernamental de servicios de internet, este es uno de los planes de trabajo para el futuro próximo, junto a la dotación de computadoras para toda la red de bibliotecas oficiales y semioficiales. En ese sentido la dirección el Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI) cuenta ya con cerca de 150 computadoras más que han sido donadas por bancos estatales.

RED DE BIBLIOTECAS DE LA MUNICIPALIDAD DE SAN JOSÉ

La Municipalidad de San José posee y administra 7 bibliotecas ubicadas en distritos de la capital. 6 de las 7 bibliotecas tienen anaqueles abiertos.

Las bibliotecas tienen 5 mil libros en promedio, aunque en algunos casos no llegan a esa cantidad. Todas las bibliotecas cuentan con un espacio de juegos para niños llamado ludoteca.

Aunque la cantidad de usuarios de las bibliotecas varía de una biblioteca a otra se podría decir que en promedio cada biblioteca recibe entre 1500 y 2000 personas por mes.

Todos los libros se prestan para sala y para domicilio, el único requisito es tener un carné de usuario que se elabora en las mismas bibliotecas para las/os usuarios.

Todos los servicios que ofrecen las bibliotecas son gratuitos y el horario de atención es de 8 am a 4:30 pm, lo que implica una limitación para muchos usuarios potenciales de los servicios.

Las bibliotecas municipales realizan un informe de transparencia en el que especifican los montos que fueron invertidos en cada actividad realizada y un registro de la asistencia a dichas actividades.

  • Capacidades  instaladas

Todas las instalaciones, mobiliario y colecciones de las bibliotecas son propiedad de la Municipalidad de San José.

Las bibliotecas cuentan con área de ludoteca: espacios de juego para niños y hay una maestra de preescolar encargada de atender a la población infantil que acude a la biblioteca. Todas las bibliotecas tienen una bibliotecóloga encargada. Además las bibliotecas tienen siete puestos fijos y pagados por la municipalidad: una secretaria, un/a conserje, una asistente de cómputo, una asistente en el área de ludoteca y dos asistentes del área de circulación y préstamo.

Las bibliotecas presentan informes mensuales a la Municipalidad y ésta a su vez elabora un informe de transparencia con la información de todas las bibliotecas.
Un 30% de las bibliotecas tiene  problemas de infraestructura como mantenimiento, conexiones eléctricas y techos, el resto de las bibliotecas se encuentra en mejores condiciones.

  • Proyección a la comunidad

Cada biblioteca municipal tiene su propio programa de actividades entre las que se contabilizan decenas de actividades mensuales. Algunas de ellas son:

  • Talleres de cómputo para personas de diferentes edades
  • Talleres de lectura para niños, jóvenes y adultos
  • Talleres de valores
  • Atención y visitas de centros educativos
  • Biblioteca Viajera: consiste en trasladar el recurso humano y material disponible a diversas zonas para brindar servicios de préstamo de libros, juegos educativos, actividades de animación a la lectura, etc.
  • Proyección de películas en VHS y DVD.
  • Celebración de fechas conmemorativas
  • Charlas sobre diversos temas: cultura, tradiciones, historia, etc.

  • Tecnologías de la información y comunicación

Todas las bibliotecas de esta red tienen  equipamiento tecnológico que consta de proyector, reproductores de VHS y DVD y televisores, la dotación de computadoras está en proceso, 4 bibliotecas tienen áreas de cómputo: con 6, 8, 9 y 25 computadoras, el plan es que en el 2010 todas las bibliotecas tengan sus respectivas áreas de cómputo. El resto de las bibliotecas tiene al menos 2 computadoras.

Redes, escuelas de bibliotecología o asociaciones

Costa Rica es el único país de la región que posee un Colegio de Bibliotecarios, actualmente esta institución posee 700 personas colegiadas.

El Sistema Nacional de Bibliotecas  (SINABI) forma parte de la Asociación de Estados Iberoamericanos para el Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica (ABINIA) y está suscrito a la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecología (IFLA), aunque no se mantiene activo dentro de la federación.

Se pudo constatar que Costa Rica es un referente académico en el tema de bibliotecología en la región, no sólo por la gran oferta académica que posee en este campo, sino además porque en el resto de países de la región identifican como buena la calidad de la educación en esta rama. En Costa Rica existen tres universidades estatales y una universidad privada que ofrecen la carrera de bibliotecología con diferentes especialidades:

  • La Universidad de Costa Rica (UCR) brinda la carrera de bibliotecología con una especialización en bibliotecas escolares.
  • La Universidad Nacional (UNA) ofrece la carrera de bibliotecología.
  • La Universidad Estatal a Distancia está reactivando la carrera de bibliotecología.
  • La Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) (privada) también brinda la carrera de bibliotecología.

Los Modelos de Bibliotecas en Nicaragua

•12 febrero, 2010 • 1 Comentario

Para el caso de Nicragua se tomaron en cuenta dos modelos de bibliotecas públicas:

  • Las Bibliotecas Públicas del Instituto Nicaraguense de Cultura (INC).
  • Las Bibliotecas Públicas de la Alcaldía de Managua.

A continuación se ubican las principales características determinadas a través de las conversaciones realizadas con las y los diversos actores relacionados con esta temática:

Director de Biblioteca Nacional Nicaragua

RED DE BIBLIOTECAS PÚBLICAS DEL INSTITUTO NICARAGUENSE DE CULTURA

La Biblioteca Nacional y la Red de Bibliotecas Públicas de Nicaragua pertenecen al Instituto Nicaragüense de Cultura  (INC), al igual que otros departamentos como el Museo Nacional y el Archivo Nacional.

Las bibliotecas públicas se encuentran a cargo del Director y de la Subdirectora de la Biblioteca Nacional, misma que cumple el rol de Coordinación de las Bibliotecas Públicas.

La Biblioteca Nacional es una institución dentro del ámbito del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), el Director General es el Ministro de Cultura.

En cuanto al funcionamiento de las bibliotecas, la persona encargada de dar seguimiento al trabajo a nivel nacional es la Subdirectora de la Biblioteca Nacional y Coordinadora de las Bibliotecas Públicas, ella junto con un equipo de dos personas, son las encargadas de las supervisiones, del diseño metodológico, guía para el trabajo de las bibliotecas, las visitas a las bibliotecas, la asistencia técnica, la capacitación y la dotación de material bibliográfico.

  • Capacidades Instaladas

Las bibliotecas de la red se encuentran ubicadas principalmente en zonas urbanas, en las cabeceras departamentales, en zonas rurales se identificaron  alrededor de 3 bibliotecas. En la costa Atlántica (Región Autónoma de Nicaragua) se cuenta con bibliotecas públicas, pero debido a la distancia geográfica y a la carencia de presupuesto de la coordinación de bibliotecas para hacer un monitoreo efectivo, no se tiene información actualizada sobre su funcionamiento, tal parece que estas bibliotecas están siendo apoyadas por universidades ubicadas en estas regiones.

En lo referente a la infraestructura y equipamiento de las bibliotecas, se considera que es necesario involucrar a las alcaldías para que sean las bibliotecas impulsadas desde ellas y no delegar las responsabilidades solamente al Instituto Nicaragüense de Cultura (INC). Es importante señalar, que según la Coordinación de las bibliotecas, las bibliotecas no están equipadas de acuerdo con las demandas y las necesidades de las y los usuarios.

En cuanto a la formación del personal que atiende las bibliotecas, la mayoría no posee educación formal en bibliotecología.

  • Proyección a la Comunidad

La Red de bibliotecas públicas cuenta con una biblioteca modelo,  la cual se encuentra en la ciudad de Estelí, esta biblioteca desarrolla un trabajo importante para involucrar a las comunidades, tiene el plan de lectura que genera más impacto a nivel comunal, por lo que se quiere tomar como base para llevarlo al resto de las bibliotecas que conforman la Red de Bibliotecas Públicas.

Dentro de los proyectos de proyección a la comunidad la Red de Bibliotecas Públicas creó un Plan Nacional de la Lectura para los años 2005-2010.

Es importante mencionar que las bibliotecas atienden principalmente a las poblaciones estudiantiles. Dentro de las actividades de proyección a la comunidad que realizan se encuentran:

  • Actividades de animación a la lectura
  • Hora del cuento
  • Círculos de lectura con amas de casa y personas de la tercera edad
  • Manualidades
  • Visitas a centros penitenciarios donde se lleva una caja viajera
  • Préstamo de la caja viajera durante un mes a comunidades que no cuentan con bibliotecas
  • Promoción de la lectura
  • Actividades por regiones fuera de las bibliotecas

  • Tecnologías de información y comunicación

Las bibliotecas de esta red enfrentan grandes limitaciones en su acceso a las tecnologías de la información y comunicación (TIC). La mayor parte no cuentan con acceso a ningún tipo de tecnología, no poseen computadores y por consiguiente, tampoco acceso a internet, la mayoría tiene servicio eléctrico. Las bibliotecas no cuentan con acceso a telefonía fija, por lo que se incentiva a las y los encargados de las bibliotecas a la compra de telefonía móvil para poder comunicarse con la Coordinación de Bibliotecas, pero dicha coordinación no asume ningún gasto relacionado a la compra de teléfonos celulares.

Algunos procesos de capacitación de las y los encargados de las bibliotecas fue asumida en el marco del proyecto de Cooperación Sueca (ASDI), en el marco de dicho proyecto se realizaron capacitaciones y la coordinación se encargó de procesos de capacitación en catalogación y promoción de la lectura.

Durante el 2006 la Cooperación Sueca (ASDI) promovió la participación de personal de la Biblioteca Nacional y de bibliotecas públicas en un diplomado en Gestión de la Información, el cual tenía una duración de entre 6 y 8 meses.

Se ha contado con apoyos puntuales y específicos a bibliotecas de manera individual, principalmente por gestión de las/los bibliotecarios, uno de los apoyos recibidos proviene del Gobierno de Japón.
Uno de los retos fundamentales de la Red de Bibliotecas Públicas es la ausencia de presupuesto para el adecuado funcionamiento de las bibliotecas.


RED DE BIBLIOTECAS PÚBLICAS DE LA ALCALDÍA DE MANAGUA

Las bibliotecas de la Alcaldía de Managua fueron creadas a partir del año 1990, por un acuerdo municipal, es importante señalar que algunas de las bibliotecas funcionaban desde la década del ochenta. Estas bibliotecas fueron creadas con la finalidad de atender las necesidades de información de las y los ciudadanos, considerando y como espacios para apoyar los procesos de formación de las comunidades.

La red cuenta con nueve bibliotecas, dentro de las cuales se encuentra una variedad de tipos de bibliotecas importantes a considerar:

  • Biblioteca Infantil
  • Centro de Documentación y Archivo Municipal,
  • Dos en zonas vulnerables como Mercados
  • Una específica para personas no videntes.

A partir de una reciente restructuración en la Alcaldía de Managua, las bibliotecas pasaron a pertenecer a la Dirección de Patrimonio y Cultura del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) y trabajan mediante el cumplimiento de planes operativos, para el año 2010 la prioridad de las bibliotecas de la Alcaldía de Managua son los procesos de capacitación del personal encargado de las bibliotecas. Se pudo observar que pese a pertenecer a la Dirección de Patrimonio y Cultura, las bibliotecas de la Alcaldía de Managua mantienen independencia del resto de la red de Bibliotecas Públicas.

  • Capacidades Instaladas

Las bibliotecas públicas de la Alcaldía, cuentan en total con 29 793 títulos bibliográficos (distribuidos entre todas las bibliotecas), atienden alrededor de 91600 usuarios y usuarias. La mayoría de las bibliotecas cuentan con dos espacios, una sala general y una sala infantil, los locales ocupados por las bibliotecas en su mayoría son propios (siete de las nueve), el resto se encuentra espacios cedidos por el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC). En cuanto al mobiliario en el 2009, se realizó una inversión en cuatro de las nueve bibliotecas y se han  mejorado los sistemas eléctricos.

Cada biblioteca cuenta con un personal promedio de 4 personas, el jefe/a de biblioteca, el/la coordinador de sala general, el/la coordinadora de sala infantil y una persona que se dedica a la limpieza del espacio físico.

  • Proyección a la Comunidad

Las bibliotecas de la alcaldía enfocan su atención en usuarios de nivel primario, secundario, universitario y población en general, pero quienes más visitan las bibliotecas son niños, niñas y jóvenes, es por esto que las actividades están dirigidas principalmente a personas con edades escolares.

Coordinadora de Bibliotecas Alcaldía de Managua

Las bibliotecas cuentan con un área llamada el rincón infantil dentro del cual se encuentra información sobre niñez y adolescencia y se realizan capacitaciones relacionadas con el Código de la Niñez y la Adolescencia, participan en estas actividades niños y niñas, adolescentes y maestros/as.

Entre las actividades de proyección a la comunidad se destacan:

  • Promoción del hábito lector en niños y adolescentes
  • Presentación de videos
  • Foros educativos
  • Talleres de capacitación sobre trata de personas, VIH-Sida, drogas, medio ambiente, código de la niñez y de la adolescencia
  • Clases de dibujo
  • Concursos de poesía
  • Canto
  • Oratoria
  • Diferentes capacitaciones a jóvenes  y niños en temas de su interés

  • Tecnologías de información y comunicación

Las bibliotecas que pertenecen a la Alcaldía no cuentan con computadores para uso de las y los usuarios, de las nueve bibliotecas una de ellas es un centro de información, el cual cuenta con un solo computador al servicio de las y los usuarios. Las bibliotecas que cuentan con computador, se asignan específicamente a las y los jefes de las bibliotecas. En las bibliotecas no se tiene acceso a internet, por lo que los procesos de comunicación se realizan por medio de telefonía fija, en el caso de las bibliotecas que cuentan con dicho teléfono.

Es importante mencionar que aunque se cuenta con computadores, las bases de datos son llevadas de forma manual.

Redes, Escuelas Bibliotecología y Asociaciones

Escuelas de Bibliotecología

Uno de los retos que ha enfrentado Nicaragua está relacionado con los procesos de capacitación y de enseñanza en el ámbito de la bibliotecología, ya que este país presenta una historia que refleja un comportamiento de cierres y aperturas de las carreras de bibliotecología. Historia que se resume a continuación:

  • 1974 a 1978: Universidad Centroamericana con Licenciatura en Bibliotecología.
  • 1980 a 1990: Universidad Centroamericana con Licenciatura en Bibliotecología.
  • 1991 a 1995: Universidad Centroamericana con Licenciatura y Superior Técnico en Bibliotecología.
  • 1997 a 1999: Universidad Centroamericana y Escuela Universitaria Jordi Rubio de Bibliotecología y Documentación de Barcelona. Programa de Maestría en Gestión de Bibliotecas Universitarias.

    Profesora de la Carrera de Gestión de la Información

  • 2005 al 2007: Universidad Autónoma de Nicaragua – UNAN Managua. Diplomado en Bibliotecología-
  • 2008 a la actualidad: Universidad Autónoma de Nicaragua – UNAN Managua. Licenciatura en Bibliotecología.

Información tomada a partir de las entrevistas y de la consulta al blog BiblioNica (James Campbell).

La cantidad de graduados desde el año 1974 hasta el 1999, suma un total de 199 bibliotecólogos/as.

Es importante señalar que se dieron variaciones desde la década de los 70  hasta el 2000 en cuanto a la carrera de bibliotecología, esta carrera presenta altibajos, que se dan principalmente por la ausencia de personas matriculadas, lo que lleva al cierre de la carrera, esta situación se presenta a raíz de que, aunque la carrera estaba dirigida a la población en general, quienes más se matriculaban y asistían eran personas encargadas de las bibliotecas, pero los cursos se desarrollaban durante los días laborales, es por esta razón, que se inicia un proceso de deserción, que induce al cierre de las carreras en las universidades. Como se visualiza en la cronología anterior, del año 1999 al 2005 Nicaragua se caracteriza por un periodo de ausencia de la carrera de bibliotecología, por lo que para el año 2005 se inicia un proceso para la apertura  nuevamente, pero se le adjudica el nombre de Gestión de la Información incluyendo tanto Bibliotecología como Archivo.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.